Semilleros

Tanto si acabas de agarrar una azada como si ya eres ducha en el arte de cultivar el terrón pongo a tu disposición la poca sapiencia aprendida a través de mi experiencia y espero que te sirva de ayuda.

Hoy ¡toca organizar los semilleros! Una tarea muy agradecida, ya lo verás.

huerto urbano semilleros

Es importante tener una idea aproximada o un plano con lo que vas a plantar en el huerto y nada mejor que utilizar una y otra vez tus semilleros (sostenibilidad ON) para ir cultivando escalonadamente y así evitar que crezca todo de golpe.

Lo ideal es ir sembrando según vayas consumiendo, porque si plantas 40 lechugas el mismo día (como hice yo la primera vez), crecerán todas al mismo tiempo y vas a acabar hasta las narices de cenar ensalada cada noche.

Además la lechuga se echa a perder rápido, se espiga.

Nace una larga vara por el centro del cogollo de manera que ya no podrás consumir sus hojas duras y amargas.

Semillas kilómetro cero

Es muy chulo tener tus propias semillas conservadas de la cosecha anterior o conseguidas en círculos de sembradores de tu ciudad pero si estás empezando lo más sencillo es ir a un vivero a comprarlas.

Variedades hay para aburrir, pero te recomiendo que empieces con los cultivos más sencillos como tomates, pepinos o acelgas.

Lo correcto y sostenible es cultivar las especies de tu zona que ya están adaptadas al clima y son resistentes, antes que plantar semillas exóticas con poca posibilidad de supervivencia.

Y desde luego tendrás que aprender que no puedes plantar tomates en otoño y uvas en abril.

Pero ya irás cogiéndole el tranquillo.

huerto urbano semilleros
huerto urbano semilleros
huerto urbano semilleros

Clases de semilleros

Los profesionales de lo verde, utilizan las clásicas bandejas de plástico o de corcho con distinta cantidad de alvéolos (celdas) y profundidad.

Al plantar en alvéolos es sencillo separar las plántulas para luego colocarlas en tu tierra.

La mayoría de estas bandejas son reutilizables y si se cuidan pueden llegar a valer para muchas temporadas.

Y como siempre hablo de minimalismo y reutilización podemos recurrir al uso de envases como yogures o botellas para montar nuestro semillero.

Para germinar mis presumidos girasoles, suelo utilizar un mini- invernadero (muy práctico porque puedes regular la entrada de aire) Y los otros semilleros que veis en las imágenes, me los regalaron unos amigos a los que doy la barrila con el huerting.

En todo caso, no te compliques que a la hora de germinar puedes reutilizar cualquier bandeja de alimento y así alargamos la vida útil de los objetos.

Como verás, yo he utilizado marcadores para saber quién es quien (con palitos de brochetas) pero puedes hacerlo a tu gusto.

La pasada temporada no estuve atenta a lo que sembraba y hasta que no nacieron las berenjenas estuve tratándolas como si fueran calabacines, con lo mal que las sienta eso…

huerto urbano semilleros

¿Cómo plantar tus semillas?

Antes de abrir los sobres con las semillas, rellena con un buen sustrato las celdillas y da unos ligeros golpes para que se asiente la tierra, siempre tratando de que quede suelta para que la semilla se abra paso.

Dependiendo de lo que vayas a plantar tendrás que hacer agujeros en la parte inferior para que drene el agua.

Estos agujeros como en casi todas las macetas, tiestos etc, se hacen con una aguja de tejer caliente (si son de plástico) pero nunca lo he comprobado primero porque mis tiestos y macetas son todos de barro y segundo porque tardo menos apretando con la punta de unas tijeras o un cuchillo.

Coloca sobre las semillas una fina capa de humus de lombriz para favorecer su crecimiento.

No entierres las semillas ni las hundas más de dos dedos y humedece con un pulverizador.

¿A voleo?

Sí, así se llama la técnica que consiste en lanzar las semillas allá donde caigan y de ahí viene esta expresión tan coloquial.

Mantén tus semillas en un lugar fresco y protegidas del sol directo

Ahora ya puedes buscar un lugar fresco y luminoso pero sin que las dé el sol directo que no es aconsejable.

Esperar a que vayan germinando tus maravillosas semillas y maravíllate con el milagro de la vida.

Si tienes familia, no hay mejor experiencia. 

Es posible que tengas un exceso de condensación pero no te preocupes.

Basta con dejar los semilleros destapados de vez en cuando para evitar que las semillas se pudran o que las ataquen los hongos.

Por lo demás, ya verás lo pronto que salen los pequeños brotes y cuando estén grandes ya podremos trasplantar a la tierra.

huerto urbano semilleros
huerto urbano semilleros
huerto urbano semilleros

mimos de agua

Recuerda ir pulverizando agua sin excesos y ¡permite que la naturaleza siga su curso!

Puede que también te guste...