Semilleros

Cien veces yo te he visto echar semillas en la tierra

Es importante tener una idea aproximada o un plano con lo que vas a plantar en el huerto y nada mejor que utilizar los semilleros para ir cultivando escalonadamente y así evitar que crezca todo de golpe.

Lo ideal es ir sembrando según vayas consumiendo, porque si plantas 40 lechugas el mismo día (como hice yo la primera vez), crecerán todas al mismo tiempo y vas a acabar hasta las narices de cenar ensalada cada noche.

Además la lechuga se echa a perder rápido, se «espiga«. Nace una larga vara por el centro del cogollo de manera que ya no podrás consumir sus hojas duras y amargas.

Es muy chulo tener tus propias semillas recogidas de la cosecha anterior o conseguidas en círculos de sembradores de tu ciudad pero como estás empezando lo lógico es ir a un vivero a comprar. Variedad hay muchísima pero te recomiendo que empieces con los productos más sencillos como tomates, pepinos o acelgas.

Lo correcto es cultivar las especies de tu zona que ya están adaptadas al clima y son resistentes, antes que plantar semillas exóticas con poca posibilidad de supervivencia.

Clases de semilleros

Los profesionales de lo verde, utilizan las clásicas bandejas de plástico o de corcho con distinta cantidad de alvéolos (celdas) y profundidad.

huertourbano49

Al plantar en alvéolos de corcho es sencillo separar las plántulas para luego pasar a la tierra.

La mayoría de estas bandejas son reutilizables y si se cuidan pueden llegar a valer para varias temporadas.

Tratando de ser todo lo sostenibles que podamos podemos recurrir al uso de envases como yogures o botellas para cultivar nuestro semillero.

huertourbano18

Para germinar los presumidos girasoles, suelo utilizar un mini- invernadero (muy práctico porque puedes regular la entrada de aire) Y los otros semilleros que veis en las imágenes, me los regalaron unos amigos (de esos a los que doy la barrila con el huerting). En todo caso, no te compliques que a la hora de germinar puedes reutilizar cualquier bandeja de alimento y así alargamos la vida útil de los objetos.

huertourbano16

Como verás, yo he utilizado marcadores para saber quién es quien (son palitos de brochetas) pero puedes hacerlo a tu gusto.

La pasada temporada no estuve atenta a lo que sembraba y hasta que no nacieron las berenjenas estuve tratándolas como a calabacines (con lo mal que las sienta eso)

¿Cómo plantar tus semillas?

Antes de abrir los sobres con las semillas, rellena con un buen sustrato las celdillas y da unos ligeros golpes para que se asiente la tierra, siempre tratando de que quede suelta para que la semilla se abra paso.

Dependiendo de lo que vayas a plantar tendrás que hacer agujeros en la parte inferior para que drene el agua.

Estos agujeros como en casi todas las macetas, tiestos de plástico etc, se hacen con una aguja de tejer caliente pero nunca lo he comprobado (tardo menos apretando con la punta de unas tijeras o un cuchillo)

huerto urbano

Deja que caigan algunas semillas en cada agujero (a esta técnica se la llama sembrar «a voleo») y coloca sobre ellas una fina capa de humus de lombriz para favorecer su crecimiento.

huerto urbano

No entierres las semillas y simplemente humedece con un pulverizador.

huertourbano10

Ahora ya puedes buscar un lugar fresco y luminoso (el sol directo no es aconsejable) y esperar a que vayan germinando tus maravillosas semillas.

huertourbano22

Si hay un exceso de condensación tendrás que dejar los semilleros destapados para evitar que las semillas se pudran o que ataquen los hongos.

Por lo demás, ya verás lo pronto que salen los pequeños brotes y cuando estén grandes ya podremos trasplantar a la tierra.

huertourbano33

Ya solo tienes que ir pulverizando agua sin excesos y ¡permitir que la naturaleza siga su curso!

El cielo claro, y la tierra esponjosa: primera arada. Masaoka Shiki

Siguiente artículo → Planteros

Doce razones para ser hortelana

Puede que también te guste...