El origen del Black Friday es confuso.

Algunos aseguran que nació durante la crisis del 1869 con la ruina de unos brokers.

¿Has visto la peli el lobo de Wall Street?

No tiene que ver con esto del black, pero te la recomiendo. 

Es buena.

Bueno, pues resulta que esos brokers debieron verlo todo muy negro.

Very black.

Lógico. A nadie le gusta perder pasta.

Otros dicen que la movida no tiene nada que ver con los dólares sino con unos taxistas de Filadelfia súper cabreados porque era imposible circular por una ciudad colapsada con toda la peña comprando sin conocimiento. 

Algo como la Gran Vía madrileña el 5 de enero.

Imagino.

Y hay una tercera teoría que dice que el viernes negro llega a los comercios tras el remonte de ingresos después de pasarse en números rojos la mayor parte del año.

Lo del comercio de esclavos no parece tener fundamento, pero puede ser una cuarta procedencia.

A saber.

Vamos a lo nuestro.

A mí este rollo marketero no me va. 

Me conoces, pero me apetece escribir sobre ello.

Aquí te traigo la carta de contenidos y tú eliges.

Black friday versus Green friday

Los chollos del black friday... ¿te los tragas?

El objetivo del Black friday es que consumamos más, que no mejor. 

Sabemos que no es oro todo lo que reluce y cada año corren rumores sobre la venta de productos tarados o fuera de temporada que tienen de «oferta» lo que yo de predicadora evangélica y es un error que ciertas marcas se expongan a perder su credibilidad por cuatro centavos.

Si sospechas que te han timado ponte en contacto con Facua y su #BlackFraude porque es una buena medida de alerta, denuncia y prevención.

Disculpa la matraca, pero la alternativa minimalista es mi pepito grillo y dudo que caiga en estos supuestos chollos.

Entre otras cosas porque me aíslo todo lo que puedo de las tentaciones de esta semana negra.

¡Larga vida a la RESISTENCIA!

Hazte un favor y piensa si lo que vas a comprar realmente lo necesitas.

¿Lo necesitas?

Piénsalo bien.

Black friday versus Green friday

¿Seguro que lo necesitas?

Detenernos durante unos segundos antes de sacar la Visa y preguntarnos si realmente necesitamos lo que vamos a comprar nos puede salvar de un arrebato caprichoso.

Porque en el 99% de los casos a la pregunta, «¿para qué narices quiero esta mierda?» la respuesta será: «¡Para nada!»

Si eres fan de las ofertas y descuentos este post no será de tu agrado y es mejor que sigas a lo tuyo…

Disculpa que te haya hecho perder el tiempo.

Pero si crees que se puede vivir mejor con menos, hay opciones sostenibles para superar con nota estos días prenavideños.

Verás.

Black friday versus Green friday

Un viernes menos negro es posible

Aquí te traigo 6 alternativas para que te sea sencillo elegir entre ser black, green o white:

  1. #Yocompro #Yodecido Es la campaña de Slow Fashion Next – SFN fomentando el consumo local, de pequeñas empresas y diseñadores emergentes haciendo así un consumo responsable. 
  2. Ecologistas en acción proponen el Buy Nothing Day «Un día sin compras» una jornada mundial de protestas en la que se invita a la población a NO consumir denunciando así el actual modelo de producción y consumo.
  3. El top de la creatividad es la Make Something Week (#MAKESMTHNG) una serie de eventos donde se promueve la creación, construcción, trueque, reparación y reutilización por encima de la compra de productos nuevos. En forma de talleres, charlas, performances u otro tipo de eventos.
  4. #GreenFriday (viernes verde), es la alternativa verde por excelencia y nació en el 2015 impulsada por representantes de la Comisión Europea y las organizaciones ECODES, WWF y Ecoserveis.
  5. #GivingTuesday 2020 se celebra el 1 de diciembre y está basada en la generosidad. Hay muchos proyectos a los que puedes unirte. 
  6. Por último, la técnica infalible que nunca falla: La NO ACCIÓN individual. El viernes blanco del zero waste. Y es que no hay mejor residuo que aquel que no se produce.
Black friday versus Green friday

Depende de ti

En tu mano está la decisión.

Pero si no puedes resistirte a la tentación de la compra, hazlo con coco, de manera responsable, sostenible, circular y sin huella de carbono.

Piensa que cuando compras algo estás depositando tu confianza en el fabricante y eso implica apoyarle y ayudarle a que crezca.

Green, black or white // Verde, negro o blanco ¿Cuál es tu color?
Black friday versus Green friday