Me pone negra el viernes negro

Pasan los años y el viernes negro se va asentando

El origen del Black Friday es confuso; algunos aseguran que nació durante la crisis del 1869 en la que unos brokers se arruinaron, otros dicen que lo acuñaron unos taxistas (o policías) de Nueva York viendo que era imposible circular por una ciudad colapsada por las compras y hay quien afirma que se originó tras el remonte de ingresos después de que los comercios sobrevivan en números rojos la mayor parte del año.

¿Y lo de que su origen viene del comercio de esclavos?

Pues nanai de la China. Es un bulo como ya lo demostraron los amiguetes de maldita.com

Sea como fuere y no nos engañemos, se trata de consumir más (que no mejor) amparados bajo el hipotético paraguas del ahorro.

No es oro todo lo que reluce y corren rumores sobre la venta de prendas taradas o fuera de temporada en estas fechas y ciertas marcas se exponen a perder su credibilidad

Sobre esta sospecha precisamente se asienta la campaña #BlackFraude de FACUA como una media de alerta, denuncia y prevención.

Y, con independencia de la cuestionable honestidad de algunas tiendas, la alternativa minimalista seguirá martilleándonos como un pepito grillo y es que la mayoría de los artículos que vamos a comprar en realidad no los necesitamos.

¿Seguro que lo necesito?

Detenernos durante unos segundos antes de sacar el monedero y preguntarnos si realmente necesitamos lo que vamos a adquirir nos puede salvar de un arrebato caprichoso porque en el 99% de los casos la respuesta satisfactoria será: ¡Eso que me he ahorrado!

Si eres fan de las ofertas y descuentos éste post no será de tu agrado y es mejor que sigas a lo tuyo, pero si piensas que se puede vivir mejor con menos, hay alternativas sostenibles para superar con nota estos días prenavideños y no morir en el intento.

Un viernes menos negro es posible.

Aquí tienes no sólo seis, sino seis 😉 alternativas para que te sea sencillo elegir aunque seguramente habrá algunas más:

  1. #Yocompro #Yodecido Es la campaña de Slow Fashion Next – SFN fomentando el consumo local, de pequeñas empresas y diseñadores emergentes haciendo así un consumo responsable. Puedes leer mi entrevista a Gema Gómez, directora de SFN en éste enlace.
  2. Ecologistas en acción proponen «Un día sin compras» una jornada mundial de protestas en la que se invita a la población a NO consumir denunciando así el actual modelo de producción y consumo.
  3. El top de la creatividad es la Make Something Week (#MAKESMTHNG) una serie de eventos donde se promueve la creación, construcción, trueque, reparación y reutilización por encima de la compra de productos nuevos. En forma de talleres, charlas, performances u otro tipo de eventos.
  4. #GreenFriday (viernes verde), es la alternativa verde por excelencia y nació en el 2015 impulsada por representantes de la Comisión Europea y las organizaciones ECODES, WWF , Ecoserveis y el «El Hervidero de Ideas«
  5. #GivingTuesday se celebra el 3 de diciembre y está basada en la generosidad. Hay muchos proyectos a los que puedes unirte. Consulta su web
  6. Por último, la técnica infalible que nunca falla: La NO ACCIÓN individual. El viernes blanco del zero waste. Y es que no hay mejor residuo que aquel que no se produce.

Servidas en bandeja te he presentado algunas ideas luminosas pero si a pesar de todo no puedes resistirte a la tentación de la compra, hazlo con cabezita de manera responsable, sostenible, circular y sin huella de carbono, porque cuando adquirimos un producto, estamos depositando nuestra confianza en el fabricante y le estamos dando todo nuestro apoyo.

¿A quién vas a apoyar tú?

¿Ya tienes tu novela «Magela en la isla de plástico»?

También te podría gustar...