Más mercado

Aquí van 10 razones para animarte a ir al mercado, sobre todo a los mercaditos agroecológicos:

¿Qué tipo de alimentos vas a encontrar?
  • Alimentos “DE VERDAD”. Frutas, verduras, huevos, miel, pan… Comida real.
  • Alimentos FRESCOS y NATURALES. La mayoría de los productos son DEL DÍA y mantienen sus propiedades.
  • Alimentos LOCALES o de PROXIMIDAD. Si compras manzanas cultivadas en la otra punta del planeta tendrás que asumir el coste de su transporte. A mayor cercanía, menor huella de carbono.
  • Alimentos DE TEMPORADA. No permitas que maduren los productos de manera artificial y elige lo que es propio de cada mes. Rechaza <las naranjas en agosto y las uvas en abril>
 Tu elección ¿a quién favorece?
  • A la economía LOCAL. Estás comprando al productor de tu entorno SIN INTERMEDIARIOS por lo que el precio es el JUSTO.
  • A la no generación de RESIDUOS. Al mercado se va con bolsas de tela y el plástico es inexistente, como mucho, te darán una bolsa de papel o ni eso.
  • A la educación infantil. Si vas EN FAMILIA, tus hijos aprenderán una costumbre muy sana y les mantendrás alejados de productos procesados y bebidas azucaradas. Ojos que no ven…
  • A tu BIENESTAR general. Con una buena materia prima tus menús sabrán infinitamente mejor y tu salud (sobre todo la mental) lo agradecerá.
  • A tu CULTURA. Será raro el día que no aprendas una nueva receta o descubras un nuevo producto. El buen rollo en los mercaditos está garantizado.
  • A tu DIVERSIÓN. Los sábados es un día estupendo para ir al mercado porque empieza a ser  habitual que den talleres de recetas, ofertas especiales de productos, catas, charlas o incluso cuenta cuentos.

Si en tu localidad no tienes la opción de comprar en este tipo de mercados agroecológicos, lo ideal es hacerlo en las tiendas de tu barrio y preguntar por la procedencia de los productos.

No lo dudes, ¡más mercados y menos supermercados!

También te podría gustar...