El vaso de Prieto. ARCO15

el-vaso-medio-lleno-de-wilfredo-prieto-en-arco

La primera entrada para ARCO la pagué de mi bolsillo (creo que estaba ya a 30 eurazos), la segunda me la regalaron y la tercera me la enviaron por correo.

Era un deseado pase VIP que me permitía saltarme la cola y me abría las puertas al Olimpo reservado para artistas consagrados, galeristas y coleccionistas de olfato fino…

No ha habido una cuarta vez 🙁

He conocido a colegas que han sangrado para que su obra entrara allí  “Si no estás en ARCO ¡no existes!” ¿pero eso no lo decían de Internet? En ocasiones he formado parte de ese circo y también me han desconcertado piezas tan efímeras que ni siquiera permanecen en mi recuerdo. Me he paseado por las distintas salas dentro de la burbuja del artisteo (burbuja que algunos pretenden pinchar), pensando ingenuamente que mi nariz es más sutil, mucho más fina que la del vulgar visitante y sin embargo, según me van saliendo canas, me siento más visitante y pardilla que nunca. 

Por intereses comerciales y artísticos, estuve muy pendiente de la convocatoria 2015 (ya ha llovido…) y de las paralelas #ArtMadrid y #JustMadrid y la conclusión es la misma: seguimos empeñados en entender el arte… y los que se supone que deben entender el arte, siguen sin poder explicarlo…

El arte no se puede explicar, <el arte es emoción> y si una pieza “nos pone” pues “nos pone” FIN.

Arco sabe que su plato fuerte es buscar la obra chirriante que dé contenido abundante pero éso no es tan sencillo y no en todas las ediciones se ha conseguido. Sin embargo este año han hecho pleno. Ifema (el espacio), Santiago Sierra (el artista) y Helga de Alvear (la galerista) se han entendido a la perfección y han cumplido con nota.

En ambas ediciones, ¿podemos hablar de provocación planificada? es probable.¿Es razonable que ese vaso estuviera tasado en 20.000 euros y las obra de Sierra en 80.000 €? por supuesto.

Decía Prieto desde Cuba que <el precio no determinaba la calidad de su obra> manda narices la obviedad. También se rumoreó que su vaso no se llegó a vender como algunos medios aseguraron, ya que el comprador se echó para atrás ante el enorme revuelo ¿?

Son obras que olvidaremos pero cumplieron con su cometido como lo harán las futuras piezas escandalosas que ya se estarán seleccionando.

Pretendía escribir sobre otro tipo de obras/artistas de #ARCO pero me he vuelto a distraer con vasos y fotografías pixeladas… Ya os dije que hace tiempo que me reconozco visitante y pardilla.

Fuente foto  vaso medio lleno de Wilfredo Prieto

 

También te podría gustar...