El vaso de Prieto. ARCO15

el-vaso-medio-lleno-de-wilfredo-prieto-en-arco

La primera entrada para #ARCO la pagué de mi bolsillo (creo que estaba ya a 30 euracos), la segunda me la regalaron, la tercera me la enviaron por correo. Era un pase VIP que te permitía saltarte la cola y te abría las puertas del Olimpo reservado para artistas, galeristas y coleccionistas de olfato fino…

No ha habido una cuarta vez.

He conocido a colegas que han sangrado para que su obra entrara allí  “Marta, si no estás en ARCO, no existes”. He formado parte de ese teatro y también he elogiado piezas tan efímeras que ni siquiera permanecen en mi recuerdo. Me he paseado por las distintas salas dentro de la burbuja del artisteo contemporáneo (burbuja que todos quieren pinchar), pensando ingenuamente que mi percepción era más sutil, mucho más fina que la del vulgar visitante y sin embargo me siento más visitante que nunca. También más vulgar.

Este año he seguido esta feria y sus paralelas #ArtMadrid y #JustMadrid a través de las redes salpicadas de selfies con todo tipo de creaciones (algunas piezas muy interesantes) y mi resumen es que seguimos tratando de entender el arte… y los que se supone entienden de arte, siguen sin poder explicarlo…

Sin embargo ya sabemos que <el arte es emoción> O lo que es lo mismo, que si una pieza “no nos pone” pues “no nos pone”

También dice algún gurú que si no hay provocación, no hay mensaje… pero me temo que, por mucho que se devanen los sesos los que montan este sarao, eso es algo que YA no se puede aplicar a esta edición, feria creada por y para que galeristas, marchantes y coleccionistas se pasen 5 días lamiéndose sus po**as (con perdón)

Ni siquiera el vaso de Wilfredo Prieto ha cubierto las expectativas, porque no deja de ser otro corta/pega de Duchamp y de ideas repetidas conceptuales/efímeras vamos sobrados, digo yo.

¿Es una obra provocadora? ya no. ¿Merece que alguien pague por ese vaso 20.000 €? Si.

Dice el artista más tuiteado de esta edición <el precio no determina la calidad de una obra de arte> manda güevos la obviedad. También se rumorea que esta pieza NO se ha vendido en #ARCO como muchos medios aseguran, ya que el comprador se echó para atrás ante el revuelo montado. Más tonto no puede ser (me refiero al comprador. El artista y el galerista de tontos tienen bien poco)

El potencial comprador ha perdido la oportunidad de recibir a sus invitados pavoneándose de haber adquirido “eso” de lo que todos hablan. O puede que le haya entrado miedito no vaya a ser que alguien le recuerde que hay trajes invisibles : señor emperador, está usted en pelota picada… 

No hay de qué avergonzarse porque en pelotas vamos todos, pero a servidora ya no le apetece pasear por Ifema cogiendo frío… “me pone más” meterme en el Prado, en el Reina, en una galería modesta o sentarme al caloré de una terraza vaciando mi vaso medio lleno.

Pretendía escribir sobre otro tipo de obras/artistas de #ARCO pero he acabado enredada en lo del vaso. Ya os dije que hace tiempo que me reconozco visitante. Y también vulgar.

Fuente foto  vaso medio lleno de Wilfredo Prieto

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...