El cura y el currante

Como digo en el “Aquí Yace” los cementerios son lugares que hacen vecinos de lo más inesperados.

epitafio14

Y es que somos un país de contrastes, por un lado Francisco currante de pro que se fabrica hasta su propio nicho y por otro el cura arcipreste con este epitafio:

<Qué dulce es morir cuando se ha sabido vivir bien. Busqué donde reposar y me fijé en el cielo>

epitafio15

Ubicación: Cementerio de Daroca. Aragón

Autora foto: Marta Sanmamed

También te podría gustar...