(eco)negro sobre (eco)blanco. Lecturas recomendadas

Si te estás sumergiendo en este mundo minimal y sostenible pronto descubrirás que no todo es tan “verde” como te cuentan y la opción más sensata es estar medianamente informada. Con ésa intención nace este artículo que imagino, irá creciendo y que forma parte de los 12 ecotruquis o buenos propósitos para el nuevo año.

No pretendo hacer un “top ten” de los mejores libros sino de que darte opciones para que tengas otro punto de vista.

1. Cradle to Cradle: Remaking the Way We Make Things (2002), de William McDonough y Michael Braungart.
En español De la cuna a la cuna.

Podría decirse que es de lectura obligatoria porque más que un manual para la innovación y el (re)diseño es una filosofía revolucionaria sobre la industria y su manera más viable para transformar la manera en la que producimos.

Podrás encontrar ejemplos de empresas que están protegiendo el medio ambiente y que demuestran que hay otra forma más adecuada de ser sostenible y exitoso al mismo tiempo.

2. Tu consumo puede cambiar el mundo de Brenda Chávez

Brenda es periodista especializada en sostenibilidad y  durante tres años ha estado investigando nuestra manera de consumir realizando entrevistas a más de 250 personalidades que recoge en este libro.

Su intención es que dejemos de ser consumidoras “convencionales” a ser consumidoras “conscientes” o “responsables” y te aseguro que con éste trabajo nos ha abierto los ojos.

También puedes escuchar su sección bimensual “Consuma crudeza” en Carne cruda o leer sus columnas en algunos medios ya que es una mujer muy activa.

3. Pero… ¿tiene arreglo?: 10 años de reflexiones sobre sostenibilidad de Alberto Vizcaíno 

Con Alberto, Alvizlo para los amigos, aprendes todos los días porque mantiene actualizados tanto su blog como perfiles (te recomiendo seguirle) y su libro debería tener un lugar prioritario en tu librería.

Es una lectura fresca y desenfadada pero también te ofrece una visión rigurosa dándote respuestas a preguntas que a todos nos surgen, desde dónde tirar unos zapatos a descubrir que no vamos a morir por beber agua del grifo precisamente…

4. El hombre que plantaba árboles de Jean Giono.

En el artículo que escribí sobre Wangari Maathai ya os hablé de este libro y aunque soy amante de las letras quizá os guste también el cortometraje que hicieron en Canadá bajo la dirección de Frédéric Back  inspirada en este cuento. Es una delicia y es lógico que ganase varios premios además del flamante Oscar al mejor cortometraje animado.

Aquí tenéis el enlace a Youtube en su versión en español.

5. Vivir sin tóxicos de Elisabet Silvestre

Dudaba si incluir este libro en la lista porque no quiero engañarte y en su lectura te vas a llevar algún sustito.

Con ella descubrí el mapa de las áreas de mayor dosis de gas radón en España (que es malísimo por lo que parece) y me alivió comprobar que mi casa no parece estar afectada, pero aluciné con la cantidad de productos químicos que hay en los hogares y que (según ella) son más dañinos para los pulmones que el humo del tabaco.

Yo creo que en ésta época (lo leí hace tiempo) empecé a limpiar mi casa con bicarbonato sódico y vinagre blanco. Renuncié a utilizar suavizante para la ropa y a usar un sinfín de productos que en realidad ya no echo de menos. Sólo por ese logro ya merece la pena este libro.

Además te ofrece variadas alternativas incluso un test para saber, por ejemplo, si estamos afectados de radiación terrestre. El síndrome de la casa enferma lo explica con todo detalle pero si eres hipocondríaca te aconsejo que te saltes este capítulo.

Si aplicásemos solo un tercio de los puntos que la escritora propone, nuestra vida mejoraría, sin lugar a dudas.

6. ECOS…LÓGICOS: Para entender la Ecología de Joaquín Araújo.

Con mi admirado “emboscadoAraújo se mezclan un sinfín de emociones. Amo su voz, su artística caligrafía (muchos de sus textos no pasan por el ordenador) y su coherente forma de vivir en medio de un bosque que planta con sus propias manos y que me recuerda al cuento de Jean Giono del que hablamos en el punto cuatro.

Tuve la fortuna de conocerle por vez primera hace 15 años y éste libro (luego compré muchos más de él) con una dedicatoria entrañable lo conservo entre los bienes más preciados para legar a mi heredera.

Se trata de un ensayo divulgativo en el que se recopilan sus mejores artículos publicados en EL PAÍS durante casi una década que nos enseñarán a cuidar la naturaleza y es una buena manera de adentrarse en el mundo de la ecología.

Desconozco si está descatalogado pero sería una buena razón para visitar una librería de viejo a la caza del tesoro, ¿no te parece?

Continuará…

También te podría gustar...