Agarrada al acantilado

Tiempo de lectura: menos de 1 minuto

acantilado

Llevo un tiempo embarcada en una movida literaria muy divertida con mi querido guionista David Esteban Cubero.

Es un ping-pong creativo como dice él y está siendo una experiencia nuevaapasionante. Ya habíamos trabajado antes juntos y hay una compenetración asombrosa, pero ya no empezamos con cafelillos ni tostadas de su delicioso pan casero porque nos separan unos miles de Kilómetros y si no fuera por Skype , dudo que esta vomitona creativa fuese tan productiva.

Pues bien David, que para algo es también profe, acaba de explicarme lo que es un cliffhunger (¿ mande ?) y me ha dado por profundizar en este palabro.

¿Qué es un cliffhunger? [Traducción: colgante de un acantilado] Es un gancho para atrapar al lector o al espectador. Es el <<continuará>>  que genera ese puntito de suspense y también es la aplicación del llamado Efecto Zeigarnik.

Bluma Zeigarnik (de ahí el nombre) se llamaba la psiquiatra que estudió este fenómeno al comprobar cómo, en un restaurante, los camareros olvidaban los platos servidos pero recordaban perfectamente las comandas que quedaban por llevar a las mesas.

Es decir, que ¡nuestro cerebro recuerda perfectamente las tareas sin terminar y tiende a olvidar las tareas completadas!

¿Quiere esto decir que lo que damos por concluido pierde fuerza en la memoria? 

Empiezo a comprender por qué soy tan propensa a la multitarea y a dejar mis cuadros sin firmar

Fuente de foto

También te podría gustar...