28 años de diversión

formula adversidades

Anoche escuché una entrevista de Rafael Santandreu conocido por ser el autor de uno de los libros más vendidos de los últimos tiempos <El arte de no amargarse la vida> y el locutor dio unos datos en la intro que hoy me han llevado a escribir este artículo y eso que tiro de matemáticas bien poco… salvo para aplicar la zona áurea en alguno de mis cuadros y hacer cuentas malabarísticas para llegar a fin de mes.

Al parecer a lo largo de nuestra vida nos encontramos con una media de 20.000 adversidades. Muchas piedras me parecen y desconozco de dónde han sacado esta cantidad pero, si fuera cierto y si con cada adversidad nos pasamos el día entero amargados (dependiendo de nuestro carácter ese día bien podría convertirse en semanas o en meses), estaremos amargados 20.000 días. Hasta aquí fácil de entender ¿verdad?

Pues bien, dado que un año lo componen 365 días, aplicando la regla de 3, nos dará un resultado de 54 años amargados y repito que solo en el caso de que el cabreo nos dure un sólo día…

Rematando:

La esperanza de vida de un ser humano está estimada en 82 años. A estos 82 les restamos los 54 años de amargura que nos han salido antes y nos ofrece un resultado escalofriante: Nos quedan 28 años de disfrute. ¿En serio? ARGGGG!!!

Conclusión:

Dado que no hay forma de dar esquinazo a esas 20k adversidades y puesto que tampoco tenemos claro que vayamos a vivir esos 82 años… la única alternativa que nos queda es tratar de que el mal rollo nos dure lo que tarda perrologan en zamparse una magdalena. O sea, 10 nanosegundos.

¡Al tajo!

 

También te podría gustar...